Home | 23 de Abril de 2017 | La Habana, Cuba

De Autores y de Obras

¡Viva el pensamiento independiente!

 

Desearía empezar por recordar a tres personas que contribuyeron con este libro y que ya no están entre nosotros: Lloyd Best, David De Caires y Dennis Pantin.
El Nuevo Mundo tiene que ver con el Pensamiento independiente. Lloyd Best afirmaba que el Pensamiento era la llave de la Libertad del Caribe. El hizo esta legendaria declaración: “Usted puede llevar su país a la independencia aunque se ponga chaleco”. Hablaba no solo de Norman Manley, claro está, sino también de toda la clase política.
George Beckford, otro líder intelectual del Grupo Nuevo Mundo, dijo: “con demasiada frecuencia, nos vemos a través de los ojos del hombre metropolitano”.
New World presenta una teoría de la economía caribeña, una teoría de la sociedad caribeña, y una teoría de la política caribeña.
New World echo raíces y las ideas de New World se divulgaron. Durante los años setenta, el chaleco dio paso al short-jack y al traje kariba. El hombre metropolitanos dio paso al hombre caribeño.  El eurocentrismo dio paso al caribecentrismo.  Lloyd Best dijo: “Yo no acepto toda esa tontería sobre el Tercer Mundo. Nosotros estamos en el centro de nuestro mundo. Somos el Primero”.
New World se mantenía por un esfuerzo totalmente voluntario. Escribimos, vendimos publicidad –solamente a las empresas locales, nunca a las corporaciones extranjeras fuimos a la imprenta, supervisamos la composición del linotipo –aún no se había  oído hablar del procesamiento de textos ni de la impresión por computadora– guardábamos las copias impresas en nuestras casas y oficinas, las enviábamos al extranjero, nos las llevábamos cuando viajábamos para ir a reuniones universitarias por toda la región, llevábamos las listas de circulación, las cuentas y todo lo demás.
Lo que mantenía todo esto era nuestra creencia en un Nuevo Mundo caribeño – un nuevo Caribe unido e independiente. Ese sueño nunca morirá.
En los años ochenta, el traje europeo regresó como consecuencia del Consenso de Washington. Es el código relativo a la indumentaria para entrar al club de la globalización.  Y entonces nos pusimos elegantes, pasamos calor y sudamos, y entonces gastamos más dinero y energía en aire acondicionado.
CNN, BBC, Fox News, Reuters y API globalizan la conciencia y los imitan diligentemente los medios locales. Estamos programados. Y eso para que nos fijemos más en el rescate de personas que están atrapadas bajo tierra en un lugar distante, en vez de fijarnos en la suerte que corren aquellos que están atrapados justo a nuestro lado, bajo tierra producto de la exclusión social.
Nos juzgamos sobre la base del índice de competitividad global, del índice de percepción de la corrupción global, del índice de desarrollo humano global.  Una disminución de la clasificación crediticia de los mercados financieros internacionales ocasiona más pánico que una disminución de la clasificación crediticia de la calidad de vida de los ciudadanos.
¡Ni siquiera podemos librarnos del Consejo Privado Británico, por Dios santo! ¡Y dentro de dos años, estaremos celebrando el medio siglo de la Independencia! Algunos de nosotros tenemos Gobernadores Generales que juran lealtad a la reina de Inglaterra.
Los Mimic Men de Naipaul  nunca murieron – nosotros – simplemente nos reinventamos.
¿Y que le pasó a New World? ¿Este libro es solamente un ejercicio de arqueología intelectual, una indulgencia nostálgica, un diligente homenaje a los íconos, a los pasados y a los que pasan? ¿O es una oportunidad de aprender del pasado para aprender, comprender e inspirarnos para el futuro?
Aquellos que formaron parte de la experiencia de Nuevo Mundo tienen la responsabilidad de rendirles cuentas a los que vienen después de nosotros.  Los documentos que contiene este libro son parte de esta rendición de cuentas.  En mi documento, he expuesto mis reflexiones sobre la contribución y las deficiencias de New World.  Y lo mismo sucede, de diferentes maneras, con los documentos de James Millette, Kari Levitt, y David De Caries.
Más que nada, la larga entrevista de LLoyd Best es un valioso documento de la historia del pensamiento caribeño y de la política caribeña.
Estamos en deuda con Brian Meeks, Tony Bogues y sus colegas del Centro del Pensamiento Caribeño  que realizaron esta entrevista, organizaron la conferencia, y organizaron la publicación de este libro.  En deuda, más allá de lo que puedan expresar las palabras o pueda medir el dinero. Y nos alegra mucho saber que van a publicar nuevamente toda la serie de números del New World Trimestral  , publicados entre 1963 y 1971 por UWI Press.
¿Qué le sucedió a New World? Aquí tenemos que diferenciar al Grupo New World de su Periódico, y de New World como movimiento intelectual.
El Grupo New World murió como resultado de las divisiones internas con respecto a la ideología, la estrategia y la táctica, de los egos personales y las luchas por el poder, de la radicalización de la política en los años setenta, del atractivo del Black Power y del marxismo ortodoxo, de las decisiones de algunos para entrar en la política electoral y por otros, como yo, para unirse sus fuerzas con gobiernos electos.
New World hizo que naciera Tapia y Moko en Trinidad y ayudó a que lo hiciera Abeng en Jamaica y una miríada de movimientos similares por todo el Caribe.  La controversia sobre quién es el culpable de que haya terminado sigue hasta hoy.  Justo hoy Brian Meeks y yo recibimos una carta de James Gillette sobre el tema. No tendremos tiempo de leerla, pero se pondrá en mi sitio Web mañana.
Pero lo cierto es que, con la partida de sus líderes intelectuales en 1968-1969, no quedó suficiente masa crítica para mantener el movimiento.
Y al morir la madre, dio a luz a múltiples hijos.
Las modas intelectuales de los años ochenta desacreditaron las metateorías en nombre del postmodernismo y deslegitimaron la tradición del pensamiento autóctono mediante declaraciones espurias de la validez universal del paradigma globalizador neoliberal.  El contexto local –la especificidad de la historia, el tiempo y el lugar– interesaba ahora únicamente como materia prima para comercializarlo, liberalizarlo, privatizarlo, desregularlo et ajustarlo estructuralmente, en un intento absurdo de transformar las sociedades en una caricatura de un mundo de mercados que funcionan perfectamente y de personas resueltamente egoístas que tratan de maximizar su propia satisfacción.
Una sociedad de mercado que funciona perfectamente como ésta, naturalmente, nunca ha existido en el mundo real, y mucho menos en Inglaterra en tiempos de Adam Smith.
El proyecto global ya estaba en crisis cuando la pirámide de papel financiero creada por Wall Street y la City of London se desplomaron en 2008.  Pero, mientras tanto, una gran parte de nuestras sociedades fue socializada con su manera de pensar y de ser, y se ve obligada a ganarse la vida según sus reglas mientras nosotros sufrimos las consecuencias de las secuelas económicas.
Entre otras cosas, se rebajan los presupuestos de las Universidades en toda la región y los profesores tratan de vender sus servicios en un mercado del conocimiento globalizado.
¿Pero habrá muerto el espíritu de New World? Pienso que no.  Sigue existiendo en el trabajo de Tapia, en la Trinidad and Tobago Review, en el movimiento intelectual por la soberanía en torno a George Lamming y George Beckford durante los años ochenta, en la Asociación de Economistas Caribeños, en varios encuentros patrocinados por los departamentos de Economía de Mona y St Augustine y SALISES y, más recientemente, en el Centro de Pensamiento Caribeño.
Como sucedió con las protestas de los esclavos y la mano de obra contratada que fueron reprimidas, el espíritu simplemente pasó a la clandestinidad y encontró otras vías y otras oportunidades para expresarse.
No existe ni un solo sector que presente problemas actualmente en el Caribe, cuyas soluciones locales fundamentales no estén en constante contradicción con las instituciones y no hagan pensar en la experiencia colonial, reforzada por la imposición de la legitimación internacional y la respetabilidad.
Sucede así con la política, la gobernanza y las constituciones –el sistema Westminster no está funcionando. En la integración económica –el modelo del CSME , una pobre imitación del modelo de la UE, no está funcionando. En el desarrollo económico –ni siquiera podemos decir que el modelo no está funcionando porque ni siquiera sabemos de qué modelo se trata.
¿Qué filosofía, ideología o estrategia de desarrollo motivan a los gobiernos caribeños en la actualidad?  ¿Alguien sabe?  Me parece que el ad hoquismo, eufemísticamente conocido sobre todo como pragmatismo.
Tengo sentimientos muy encontrados sobre la moda reciente de tratar de lograr el “estatus de país desarrollado” que tienen algunos de nuestros países. Por una parte, los ejercicios en consulta con una gran variedad de accionistas que tuvo lugar en Trinidad y Tobago y en Jamaica dieron lugar a una gran cosecha de información, ideas y logro de consenso.
Por otra parte, no entiendo por qué era necesario definir nuestro objetivo utilizando un término que evoca una imagen de una sociedad consumista no sostenible ecológicamente que sería completamente imposible de alcanzar para el resto de la población mundial y que ella misma exhibiría todo tipo de patologías sociales y manifestaciones de crisis económica.
¿No sabe la gente que los Estados Unidos, que son supuestamente el país más desarrollado del mundo, también tiene una de las más altas, cuando no la más alta tasa de encarcelación de sus ciudadanos con relación a su población?
Virtualmente, no existe área alguna de nuestra vida nacional y regional en la que nuestros ciudadanos, profesionales y expertos, no hayan brindado ideas y propuestas detalladas de reforma y soluciones. Hemos tenido excelentes informes elaborados por nuestros ciudadanos donde se señalan reformas relativas al delito y al sistema judicial, a nuestra gobernanza y constituciones, a nuestra economía, a nuestro sistema educacional, a nuestro sistema de salud, a nuestro medio ambiente.
La Trinidad and Tobago 20/20 Vision, la Jamaica’s 2030 Vision, y el Single Development Vision de la CARICOM también dan fe de nuestra capacidad colectiva como pueblo de generar soluciones.
Pero en cuanto se elaboran esos informes, se les engavetan y olvidan, y se vuelven una moda pasajera.  Yo no logro entender por qué nuestros gobiernos y decidores siguen reproduciendo este tipo de síndrome de dependencia.
¿Cuál es el problema? Todo parece reducirse a una carencia debilitadora de confianza colectiva en nosotros mismos.
Lloyd Best y George Beckford y otros del Grupo New World decían que todo empezaba en la mente. La descolonización psicológica es la base de todas las demás formas de decolonización. Esa era su opinión, y la compartían con Garvey, James, Marley, Nettleford, Rodney, Lamming y muchos más.
Para concluir, permítanme hacerlo con las palabras con que terminé mi ponencia en la Conferencia de 2005, una de las que aparece en el libro.
 “El hecho de que el mundo haya cambiado desde los años sesenta no significa que haya dejado de ser el mismo. Tenemos un mundo diferente al mundo de New World, pero es, en muchos sentidos, el viejo mundo al que se oponía New World. El hecho de que New World haya cometido errores y haya tenido contradicciones no hace que lo que se propone hoy sea algo inherentemente superior.
“La globalización económica no tiene que significar la globalización de la mente que lo aleja a uno de la especificidad de la historia local, del tiempo, del lugar y de la experiencia.
 “Eso no cambia el hecho de que Colón haya mentido cuando dijo que había descubierto las Indias Occidentales, porque como dijera Shadow, el cantante de calipso, él solamente descubrió algunos indígenas que lo descubrieron a él.  Colón fue el que vendió su propia verdad. Nosotros tenemos que descubrir y vender la nuestra.
 “Eso no significa que Bob Marley no tuviera razón al llamarnos a que nos emancipáramos de nuestra esclavitud mental, por que nadie, sino nosotros mismos, puede liberar nuestras mentes. Bob cantaba una “Canción de Libertad”; New World era una Canción de Libertad y esperemos que sigamos cantándola por mucho tiempo”.
Gracias

 

Su comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
vk porno mobil porno turk porno - erotik hikayeler